1º ESO Próxima prueba escrita: Roma

Mediante esta prueba escrita se pretende que el alumnado desarrolle y defienda las principales características que definen la majestuosidad de Roma.

En constante actualidad, al ser un tema muy socorrido para la cinematografía, la «ciudad del Tíber», la «Ciudad Eterna»… constituye una unidad de gran atractivo para el alumnado en general. Dicho esto, ¿qué quiero que realicen la próxima semana? Quiero que seáis capaces de comprender el desarrollo de la ciudad desde sus orígenes en el 753 a.C. hasta su caída definitiva con la desaparición del Imperio romano de Oriente (Imperio Bizantino) en 1453 d.C. Quiero que seáis testigos indirectos del potencial romano para extender sus dominios gracias al enorme desarrollo de los mecanismos de organización estatal, con un complejo sistema recaudatorio, un excelente organigrama legislativo y judicial (véase el derecho romano), un poderoso ejército muy bien organizado y jerarquizado, unas redes comerciales sólidas con capacidad para dar sostén a una importantísima red comercial y de abastecimiento de materias primas, semielaboradas y elaboradas entre todos los ámbitos geográficos (con intercambios desde la provincia de Hispania -actual España- pasando por Galia -Francia-,  Judea -actual Israel-, hasta en el norte de el continente africano…). Y, ¿cómo no nombrarlo? Ese Mare Nostrum (Mar Mediterráneo) testigo imperecedero a las grandes hazañas fenicias (primero) y luego romanas.

Por supuesto que me interesa que controléis inicialmente un vocabulario específico que os permita conducir vuestra defensa en la prueba desde una posición cómoda y rigurosa. Del mismo modo, entended las distintas etapas del Imperio (la monarquía, la república y la etapa imperial).

Las invasiones germánicas vistas como un empuje de pueblos que resquebrajaron las, hasta este momento, sólidas defensas imperiales. Esta crisis del siglo III también engloba otros aspectos de índole económico (donde el cese de las conquistas conllevará una reducción de las recaudaciones propias de motines de guerra, el descenso de las cosechas,… disminuirán los ingresos del Estado. En lo social la crisis se ve reflejada en el éxodo de habitantes de las ciudades al campo.

Roma donaría al mundo un legado irrepetible con importantes aportaciones en una gran amplitud de ámbitos. Desde la arquitectura, grandiosa y monumental, eregida a base de materiales como el ladrillo, la piedra y el mármol fundamentalmente. Templos, basílicas, termas, teatros, anfiteatros, arcos del triunfo, calzadas, puentes, acueductos… Obras que, en definitiva, nos hablan de los avances de un Estado cuyos cimientos sirven de sostén a nuestra admiración. El propio Augusto señalaba:

“Me encontré una ciudad de ladrillo y la dejé de mármol”

(“Marmoream relinquo, quam latericiam accepi”), Suetonio, Vida de Augusto 28

Anuncios

Publicado el 11/03/2011 en 1º ESO. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: